Aventura con Renacuajos  3

Siempre tratamos de ofrecer experiencias que lleven a las nenas a observar, a formularse preguntas y elaborar posibles respuestas. Además de despertarles el bichito del saber y que de esta manera ellas sean las que nos pidan información acerca de tal o cual tema.

Hace años leí por ahí (sí, tengo el defecto de citar el contenido pero no la fuente… problemas de retención!) que no es lo mismo, por ejemplo, leer acerca de la reproducción de la rana que TENER LA EXPERIENCIA de la reproducción de la rana. La experiencia es una forma de aprendizaje absolutamente diferente.

De casualidad una mañana de octubre nos fuimos a un parquecito a jugar, y como en esos días había llovido, debajo de los columpios había un charco, y… oh sorpresa!!! estaba repleto de renacuajos!!! Cuando llegamos unos niños los estaban, digamos, torturando… así que nos acercamos y sin decir nada tomamos unos vasos plásticos que estaban tirados y comenzamos a salvar renacuajos. Los chicos dejaron de molestarlos automáticamente y se dedicaron a observarnos.

Los llevamos a casa y empezó nuestra aventura!!!! Aprendimos qué comen, en qué condiciones criarlos…. todos estábamos tan entusiasmados!!! recuerdo en la mañanita ver a mi pareja y a mi cuñado ir al patio a mirarlos un buen rato antes de irse a trabajar… no se sabía quien estaba más entusiasmado!!

Comenzamos a llevar un diario de campo donde Gaia anotaba sus observaciones, los cambios que iba notando, etc.

Días después volvimos al parque y había más charcos, esta vez con huevitos!!! para completar el círculo, tomamos huevos y a casa!! ahí pudimos ver como esos puntitos negros se transformaron en larvitas que salieron de los huevos y siguieron con el ciclo de los anteriores. Ya estábamos hablando de cientos de renacuajos, así que un día el tío se apareció con una gran pecera!!!

Luego vinieron las patas traseras, luego las delanteras…. y a investigar cómo armarles su nuevo hábitat terrestrre… vimos salir del agua a los primeros… qué emoción!!!!

Todos nos convertimos en cazadores de hormigas para alimentarlos….

 

… y todos vivimos con una mezcla de tristeza y alegría el viajecito a un campito para soltar a las ranitas diminutas….

Los invito a animarse en la próxima temporada de lluvias!

Autor del artículo: Laura Castellaro (315 Posts)

Fundadora de ALAS y argentina adicta al mate, viviendo en México desde 2002. Músico y apasionada investigadora de todo lo que tenga que ver con los procesos de aprendizaje en los niños, proyectos educativos alternativos y necesidades educativas del siglo XXI. Educa sin escuela a sus dos hijas Gaia (2004) y Zyania (2008). Si te interesa el homeschooling, únete a su grupo privado de Facebook!


Opt In Image
Si te gustó este artículo...
¡Apúntate a mi boletín quincenal!

Cada 15 días te enviaré los últimos artículos publicados, tips y consejos, recursos, nuevos cursos para padres y mucha info valiosa:

¡Seguimos en contacto mediante el boletín! Laura.-

3 Comments

Que buen artículo Laura y llegó en buen momento. El otro día Dante me preguntó que comen los renacuajos y como no sabíamos la respuesta lo buscamos en internet. Lo cierto que encontramos videos de niños que te explicaban no sólo qué comían sino también como crear el espacio para criarlos. Quedamos todos muy entusiasmados por hacer un proyecto para criar renacuajos. Lo apunté como uno de los proyectos para hacer con mi peque este año. Aunque Dante todavía es peque creo que vamos a poder sacar una linda experiencia de este proyecto!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *