Producir con nuestras manos  6

Una de las características de nuestro siglo es que todo está industrializado. Los objetos que usamos se fabrican en serie. La producción artesanal, o “por unidad” cada vez es menor.

Me gusta rescatar esa magia que se produce al tomar una materia prima en nuestras manos y convertirla en un producto único. El saber que no existe otro igual en todo el mundo, el orgullo de haber sido nosotros mismos quienes lo creamos, la carga afectiva que tiene ese objeto, son cosas que de ninguna manera quisiera que mis hijas se perdieran.
Por eso trato de dedicar algún tiempo a este tipo de creación-producción.
Cuando los chicos trabajan con plastilina, presiento que sienten todo esto, por eso es una actividad tan atractiva para ellos.
Y es muy común que luego no quieran deshacer sus creaciones, por más que saben que la plastilina es un material reutilizable. 
El problema es que las veces que sus creaciones quedan sin desarmar, terminan aplastadas, rotas, estropeadas, ya que la plastilina no es el material ideal para conservar una creación.
Ya habíamos trabajado con arcilla, con un éxito total. De hecho, las nenas agregaron sus producciones a su juego de cocina compuesto por pequeñas vasijas de barro que compramos en el mercado.
En estos días probamos con una porcelana fría que mi mamá les trajo de Argentina.

El material es muy manejable, se puede teñir con témpera o cualquier pintura antes de modelarse, y en 48 horas está maciza sin necesidad de horno.

Falta pintarlas (no las teñimos antes, lástima) pero aquí están sus producciones:

salsero para papá =)
bijou para mamá =)

Autor del artículo: Laura Castellaro (315 Posts)

Fundadora de ALAS y argentina adicta al mate, viviendo en México desde 2002. Músico y apasionada investigadora de todo lo que tenga que ver con los procesos de aprendizaje en los niños, proyectos educativos alternativos y necesidades educativas del siglo XXI. Educa sin escuela a sus dos hijas Gaia (2004) y Zyania (2008). Si te interesa el homeschooling, únete a su grupo privado de Facebook!


Opt In Image
Si te gustó este artículo...
¡Apúntate a mi boletín quincenal!

Cada 15 días te enviaré los últimos artículos publicados, tips y consejos, recursos, nuevos cursos para padres y mucha info valiosa:

¡Seguimos en contacto mediante el boletín! Laura.-

6 Comments

Venderan de esa porcelana aqui? voy a checar, que bueno que tu mama te mande cosas tan interesantes,que lindo les quedaron sus creaciones :), y eso que dices que nunca las quieren tirar es verdad mis hijos tienen maquetas de mil cositas que han hecho por su cuenta y no quieren que las tire! les tuve que poner una repisa especial para maquetas :) y tengo que tener tablas disponibles siempre.

Venderan esa en Guadalajara? voy a preguntar esta genial yo tambien les he hecho una masa para hornear pero no dura tanto, :) me agrada tu reflexion a nosotros nos encanta hacer todo con nuestras manitas , y tratamos de que cada vez mas saludos

Nosotros “barnizamos” la pieza de plastilina que queremos conservar con cola blanca rebajada con agua. Endurece y abrillanta la plastilina dejando los trabajos muy bien acabados, además duran mucho como decoración y el polvo no queda pegado.

Como aprendo con ustedes!!!! Feliz mamá, grandiosa la receta de la plastilina!! Lidia, lo de barnizar jamás se me hubiera ocurrido… gracias!

Holly bienvenida!! ojalá te quedes con nosotras =)

Karla, te cuento un secreto? a veces cuando las nenas no me ven, hago una “limpieza” de cosas que construyeron, armaron, pintaron, etc porque ya no sé dónde ponerlas!! entonces selecciono y tiro =(

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *