El homeschooling y la colaboración  7

Cuando decidimos educar a los chicos en casa, es FUNDAMENTAL que ellos (nenes y nenas por igual) participen en el mantenimiento del orden y la limpieza de la casa. Si todos vamos a estar mucho tiempo compartiendo espacios, es justo que todos ayudemos para mantenerlos ordenados y limpios, y que nuestra cotidianeidad sea más agradable.

De esta manera se instalará en la casa un espíritu de colaboración y servicio, fomentando el trabajo en equipo para un bien común.

 

 

Es importante tener en cuenta las edades de los chicos, para no ofrecer tareas que aún no son capaces de hacer.

 

Por otro lado, y aunque a veces nos alargue el tiempo que teníamos pensado dedicar a alguna tarea, es muy importante que no rechacemos la ayuda que ellos quieren darnos. Por ejemplo:

 

Si estás tendiendo tu cama y viene tu hij@ pequeñ@ y te dice “mami yo te ayudo”, y vos sepas que eso significa que el tiempo de tendido de la cama se alargará 10 minutos, dile que SI. Es muy importante alentar las ganas de ayudar.

 

Si estás barriendo y tu hij@ te dice “yo lo hago mami” mientras te quita la escoba de las manos, déjate ayudar y agredécele… no importa si el piso no quedó como querías (ni se te ocurra volver a barrer cuando el peque termina!! es decirle sin palabras que lo hizo mal).

 
Con el tiempo, trabajar en equipo será para ellos la manera más natural de convivir en casa.

Autor del artículo: Laura Castellaro (315 Posts)

Fundadora de ALAS y argentina adicta al mate, viviendo en México desde 2002. Músico y apasionada investigadora de todo lo que tenga que ver con los procesos de aprendizaje en los niños, proyectos educativos alternativos y necesidades educativas del siglo XXI. Educa sin escuela a sus dos hijas Gaia (2004) y Zyania (2008). Si te interesa el homeschooling, únete a su grupo privado de Facebook!


Opt In Image
Si te gustó este artículo...
¡Apúntate a mi boletín quincenal!

Cada 15 días te enviaré los últimos artículos publicados, tips y consejos, recursos, nuevos cursos para padres y mucha info valiosa:

¡Seguimos en contacto mediante el boletín! Laura.-

7 Comments

Sí!!! qué difícil luchar contra nuestro interior tan perfeccionista, no?? Oye, como que nos telepateamos, que justo estoy escribiendo sobre esto de las labores domésticas!! jajaja… un beso Lau!

Hola…que buen artículo!!!, hoy casualmente mi beba se puso molesta y nos obligó ha aceptar su ayuda, estabamos quitando navidad, guardando todo y limpiando…ufff no queríamos ya que algunas cosas son muy aparatosas de quitar y guardar, pero todo lo que hizo lo realizó muy bien, además pasó la puliaspiradora por todo el recibo y la oficina…super contenta esta, dice que el piso le quedó muy bonito y brillante…está feliz…jajaja,,,valió la pena dejarla hacer todo con nosotros.
Un beso para tí Laura y un muy feliz año para toda tu familia.

Tienes mucha razón.
Hay que dejarles ayudar aunque luego tengamos que ir detrás a recoger o limpiar… je,je.
Es la forma de crear una buena base y entender la convivencia y las tareas como un trabajo de equipo.

Priss, espero con ansias tu post, me interesa mucho tu perspectiva como mamá de varones!!! y sí, te juro que yo me agarro las manos para no ir detrás de ellas “corrigiendo”…. qué bárbaro…
¿Cómo vas con tu día a día nena???!!! ¿Fue lo que esperabas???

Alana!!! viste? a veces subestimamos a los chicos, y ellos nos demuestran que están a la altura =)
Divina Dharma limpiando todo jaja!!!

Sí Maribel, a veces una no tiene ganas de retrasar las tareas, pero es un esfuerzo que dará grandes beneficios.

Como siempre, gracias por pasarse chicas!!

Ay Lau, veo los comentarios por todas partes y quiero sentarme y escribir laaargas respuestas, y nomás no puedo!! jajaja… no fue lo que “yo” esperaba, pero precisamente eso ha sido lo emocionante. Definitivamente estoy archivando muchas historias, fotos y conceptos que espero, pronto poder compartir. También voy como al 40% de mi libro, que también quisiera terminar antes de compartir algo, pero ahí voy. Gracias por tu interés y apoyo. Un besito!

holaaaa feliz añooooo!!! perdon por andar perdida pero bueno estamos de vuelta, ya les platicare que tal nos ha ido.

muy buen post, fijate que andamos igual en casa, el enano ya como que se pone las pilas y su primo de 3 años a veces quiere ayudar… y sus padres no lo dejan, ahora en la cena de navidad el peque me ayudo a sacar cosas del refrigerador y las puso en la mesa, vieras que carita de orgullo puso cuando les dijo a sus papas que habia ayudado!… claro que un amargado “te quedo mal aqui” le robo toda la ilusion con la que habia trabajado, que pena… pero bueno yo me esforzare por apoyar al mio… si…soy muy egoista… besos a las princesas y a la reina un abrazo enorme!!!

Priss, cómo te entiendo! a mí me pasa lo mismo, a veces quisiera más tiempo para retroalimentarme, pero bueno, se hace lo que se puede.
Sí nena! tenés que compartirnos todo lo que estás viviendo!! de qué libro me hablás????!!!!!! contame!

klaus, rebienvenida!! y sí, a veces los adultos tenemos una falta total de empatía y hacemos cada cosas… pero bueno, lo bueno es darse cuenta e irnos ajustando para darles lo mejor a nuestros hijos.

Besitos a las dos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *