Nuestro día a día en fotos (parte 1)  16

Siempre las familias me escriben y me preguntan qué hacemos en nuestra vida sin escuela. Algo así como “Ok, muy linda tu teoría, pero quisiera saber concretamente qué haces con tus hijas en el día a día”.

Y es muy difícil responder, porque en casa no hay un día igual a otro: hay días más académicos, otros más experimentales, otros ociosos, algunos aventureros… hasta podría decirte que hay épocas! semanas o meses donde nos enfrascamos en ciertas actividades y áreas, y otras épocas donde hacemos cosas diferentes… y así va transcurriendo nuestra vida sin escuela.

Te cuento que tengo acumuladas fotos y fotos (soy foto-compulsiva y lo he heredado de mi madre, entre otras cosillas jeje) pero nunca hallo cómo organizarme para publicar actividades, salidas, etc.

Así que decidí tomar las fotos del último año, y publicar varios compilados de unas 10-12 fotos a modo de “foto-post”, para compartirte nuestra cotidianeidad y contarte en qué vamos gastando nuestro tiempo juntos =)

Quiero aclarar que en la descripción de cada foto he agregado el área en la que estamos trabajando, sólo para mostrarte cómo muchas veces en actividades espontáneas y cotidianas se trabajan muchas habilidades que generalmente reservamos para aprender sobre materiales y entornos más “académicos”.

¡Aquí va el primer compilado! 

 

Vida práctica: siguiendo un instructivo para armar un sillón: selección de piezas, ubicación espacial,

trabajo en equipo:

foto11

Ecología: aprendiendo a reciclar papel:

foto10

 

foto9

Comunicación escrita: recibiendo cartita de respuesta, con regalitos incluídos! de sus amigos Priscila, Mateo, Pablo y Caleb =)

foto8

Juego libre: usando el estanque como pileta antes de meter los pececitos:

foto7
Naturaleza: consintiendo a las mascotas (ellas asumieron responsabilidad total de limpieza,

alimentación y mimos):

foto6

Música: Grupo de ensamble del fraccionamiento, que surgió espontáneamente con los amigos de mis hijas, a los que invité a tomar clases en casa:
foto5

Vida práctica y coordinación viso-manual: bordando un tapiz que eligió en el tianguis:
foto4

Lectura: “HarryPotteando” compulsivamente =)

foto2

Comienza la muda: ¡primer diente que se cae!

Según Rudolf Steiner (pedagogía Waldorf), la muda de dientes indica el fin del septenio en el que desarrollamos el cuerpo físico, e inicio del septenio en el que comenzamos a desarrollar el cuerpo etéreo. Yo misma he tomado esta señal física para observar cambios y tomar en cuenta las nuevas necesidades:

foto1

.

En la próxima te muestro más de nuestro último año sin escuela ;)

Autor del artículo: Laura Castellaro (315 Posts)

Fundadora de ALAS y argentina adicta al mate, viviendo en México desde 2002. Músico y apasionada investigadora de todo lo que tenga que ver con los procesos de aprendizaje en los niños, proyectos educativos alternativos y necesidades educativas del siglo XXI. Educa sin escuela a sus dos hijas Gaia (2004) y Zyania (2008). Si te interesa el homeschooling, únete a su grupo privado de Facebook!


Opt In Image
Si te gustó este artículo...
¡Apúntate a mi boletín quincenal!

Cada 15 días te enviaré los últimos artículos publicados, tips y consejos, recursos, nuevos cursos para padres y mucha info valiosa:

¡Seguimos en contacto mediante el boletín! Laura.-

16 Comments

Jesús, muchas gracias por tu lindo comentario! Cuando me decís que estás en España, y pienso que hay un océano en medio de los dos, agradezco infinitamente haber vivido en la era tecnológica, que nos permite ahora mismo estar intercambiando impresiones =)
Un abrazo! Gracias por pasarte.

Hola Laura! Qué lindo post! Qué lindas fotos! Te sigo desde hace varios años, cuando escribías solo tu blog. Fuiste una de las personas que, sin saberlo, me inspiró y me dió el empujoncito para Educar en Casa a mis peques, de 2 y casi 5 añitos de edad. También contraté tu Kinder hace un tiempo, es excelente! Gracias por compartir tu experiencia :) Cariños desde Argentina.

hola Laura, es la primera vez que te leo, he de decirte que he llorado de emoción al leerte, pues aunque ya tengo 56 años y dos hijos Héctor y Noel de 23 y 22 años, que han pasado por el sistema escolar(bueno, ninguno ha terminado sus estudios “oficiales”), la idea de autoaprendizaje ha estado en mi mente desde joven, lo que me parecía una utopía….de ahí que al conocer que hay personas que lo hacen posible me emocione….me alegro mucho de tu labor y la de otras personas como tú que tienen el coraje de llevarlo a cabo….mucha felicidad y que sigas adelante……pienso en la suerte que tienen tus hijas……GRACIAS POR TU LABOR, desde Barcelona (Catalunya)(España) con amor ISABEL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *