Siempre las familias me escriben y me preguntan qué hacemos en nuestra vida sin escuela. Algo así como «Ok, muy linda tu teoría, pero quisiera saber concretamente qué haces con tus hijas en el día a día».

Y es muy difícil responder, porque en casa no hay un día igual a otro: hay días más académicos, otros más experimentales, otros ociosos, algunos aventureros… hasta podría decirte que hay épocas! semanas o meses donde nos enfrascamos en ciertas actividades y áreas, y otras épocas donde hacemos cosas diferentes… y así va transcurriendo nuestra vida sin escuela.

Te cuento que tengo acumuladas fotos y fotos (soy foto-compulsiva y lo he heredado de mi madre, entre otras cosillas jeje) pero nunca hallo cómo organizarme para publicar actividades, salidas, etc.

Así que decidí tomar las fotos del último año, y publicar varios compilados de unas 10-12 fotos a modo de «foto-post», para compartirte nuestra cotidianeidad y contarte en qué vamos gastando nuestro tiempo juntos =)

Quiero aclarar que en la descripción de cada foto he agregado el área en la que estamos trabajando, sólo para mostrarte cómo muchas veces en actividades espontáneas y cotidianas se trabajan muchas habilidades que generalmente reservamos para aprender sobre materiales y entornos más «académicos».

¡Aquí va el primer compilado! 

 

Vida práctica: siguiendo un instructivo para armar un sillón: selección de piezas, ubicación espacial,

trabajo en equipo:

foto11

Ecología: aprendiendo a reciclar papel:

foto10

 

foto9

Comunicación escrita: recibiendo cartita de respuesta, con regalitos incluídos! de sus amigos Priscila, Mateo, Pablo y Caleb =)

foto8

Juego libre: usando el estanque como pileta antes de meter los pececitos:

foto7
Naturaleza: consintiendo a las mascotas (ellas asumieron responsabilidad total de limpieza,

alimentación y mimos):

foto6

Música: Grupo de ensamble del fraccionamiento, que surgió espontáneamente con los amigos de mis hijas, a los que invité a tomar clases en casa:
foto5

Vida práctica y coordinación viso-manual: bordando un tapiz que eligió en el tianguis:
foto4

Lectura: «HarryPotteando» compulsivamente =)

foto2

Comienza la muda: ¡primer diente que se cae!

Según Rudolf Steiner (pedagogía Waldorf), la muda de dientes indica el fin del septenio en el que desarrollamos el cuerpo físico, e inicio del septenio en el que comenzamos a desarrollar el cuerpo etéreo. Yo misma he tomado esta señal física para observar cambios y tomar en cuenta las nuevas necesidades:

foto1

.

En la próxima te muestro más de nuestro último año sin escuela 😉

Autor del artículo: Laura Castellaro (320 Posts)

Fundadora de ALAS y argentina adicta al mate, viviendo en México desde 2002. Músico y apasionada investigadora de todo lo que tenga que ver con los procesos de aprendizaje en los niños, proyectos educativos alternativos y necesidades educativas del siglo XXI. Educa sin escuela a sus dos hijas Gaia (2004) y Zyania (2008). Si te interesa el homeschooling, únete a su grupo privado de Facebook!


Opt In Image
Si te gustó este artículo...
¡Apúntate a mi boletín quincenal!

Cada 15 días te enviaré los últimos artículos publicados, tips y consejos, recursos, nuevos cursos para padres y mucha info valiosa:

¡Seguimos en contacto mediante el boletín! Laura.-